sábado, 13 de abril de 2013

Postal de Invierno


Un poco de  mar
una playa desértica, el viento arrastrando arena
una fila de casas con puertas cerradas, entre las dunas 
vidrios entre las piedras, bolsas vacías desparramadas al aire, que nunca aterrizan
una pareja de perros solitarios correteando

un pescador al borde de un muelle, en una  mano un café y en la otra el cedal
las huellas de pisadas en el borde, las burbujas marrones, la cresta de la ola, la rompiente entre unas rocas
la espuma blanca y fría que viene, no, que se va... y vuelve a venir

el olor a sal de mar, a humedad
las gotas estrellándose en un salvavidas gastado
 un sillón al revés sobre una canoa abandonada

un papel que encuentro y doblo en partes es ahora un barquito origami
me subo, me voy, nunca se sabe lo que la marea trae, ni lo que se ha de llevar.
Diana V.

2 comentarios:

  1. Cuando lo leí se me vino todo a la mente, me sentí ahí, observándo todo en primera persona.

    Me encantó :)

    ResponderEliminar